noviembre 24, 2021

CEO ¡Deja que te cuestionen!

El otro día tuve una comida con un director general de una empresa que quería conocerme porque en su organización buscan alguien que les ayude a innovar. En ese encuentro pasaron tres cosas que me gustaría comentar hoy.

  1. El CEO buscaba que les cuestionaran

  2. El cuestionarnos nos hace crecer

  3. Si se hace con argumentos y educación, genera vínculo y compromiso

Al llegar, lo primero que me suelta es (es 100% verídico)

¿Cuántas empresas has montado tú? ¡Ya estoy un poco harto de los conferenciantes que han leído mucho y no conocen la realidad del empresario!

A lo que le contesto

‘Empezamos fuerte (con una sonrisa) Hasta ahora cuatro. Dos cerradas, una de hace 10 años que sigue activa y otra startup que hemos creado antes de la pandemia’

 Y me dice

¡Pasa a mi despacho!

Entramos, entra el responsable de innovación y la de personas. Empezamos a hablar y sobretodo a cuestionarnos.

Para él, el cuestionarme era una forma de crecer, de jugar y al fin y al cabo, probar si yo era digno de su empresa y de su gente.

Al acabar la reunión, se me acerca, me pone la mano en el hombro y me dice.

¡Bienvenido y será un placer colaborar!

¿Y con todo esto que quiero decir? Veo tres grupos.

Grupo 1 Hay CEO (no entraré si mucho o poco) que buscan que su mensaje sea el que se lleve termino, que no les gusta que les cuestionen y sobretodo, es un CEO que aún sigue pensando en el ordeno y mando.

Grupo 2 Hay otro grupo de CEO (tampoco entraré en cuántos hay) que por fuera parece que estén bien pero al cuestionarles, sale a la luz sus inseguridades, sus miedos y sus preocupaciones y lo que hacen es aislarse en su mundo. Se encierran en sus despachos y se creen que desde allí se pilota la nave. Si trabajas con ellos y les cuestionas demasiado, cortarán el trabajo a medio hacer.

Grupo 3 Por el contrario, hay otro grupo de CEO que buscan cuestionar y que además aceptan que les cuestiones y que les haga preguntas incómodas. CEOS dispuestos a crecer, cambiar y evolucionar. Hay pocos pero los hay y cuando los hay, también se genera ese vínculo y compromiso.

A modo de resumen

Si queremos lidiar con el cambio y la innovación, asumamos que muchas cosas serán nuevas y desconocidas.

Si queremos lidiar con lo nuevo y lo desconocido, deja que te cuestionen

Si queremos ser cuestionados, cuestionemos y demostremos que pueden cuestionarnos, premiando esa duda y nunca castigándola.

Desde aquí gracias a todos los CEO de

GRUPO 1. No seáis tan duros

GRUPO 2. No seáis una cagados

GRUPO 3. Seguid así.

Seamos referentes. Siendo líderes que saben ser maestros

Comparte esta historia

Subscribe to the newsletter

Fames amet, amet elit nulla tellus, arcu.

Gracias por su mensaje. Se envio correctamente.
Hubo un error al enviar el mensaje. Por favor vuelva a intentarlo mas tarde.