Follow Us on

Las buenas preguntas traen consecuencias

Las buenas preguntas traen consecuencias

Las buenas preguntas traen consecuencias

Si una cosa vas aprendiendo con los años, es que tan o más importante es encontrar respuestas a las preguntas que nos aparecen en nuestro día a día, cómo aprender a formularnos nuevas preguntas.

Nuevas preguntas que deben provocarnos un cambio de enfoque, nuevas preguntas que deben hacernos ir hacia más allá de dónde pensábamos que íbamos a ir, a plantearnos cosas que no queríamos plantearnos o simplemente aún habíamos aprendido.

Aún así, aunque las preguntas sean necesarias, debemos asumir lo que dice la #albertina de hoy.

‘Las buenas preguntas traen consecuencias’

¿Qué consecuencias?

Pues una buena pregunta:

Te revoluciona. Te pone la mente a cien y no para de pensar

Te hace crecer. Te introduce en zonas desconocidas

Te genera consciencia. Te recuerda que tienes deberes por hacer.

Y cuando esto paso, te revoluciona o revolucionas a alguien, cuando creces y cuando tomas consciencia, siempre hay consecuencias.

Consecuencias sanas que te remueven a ti o remueven a otros para que se remuevan y luego, te remuevan. En fin.

Preguntas que generan #ShakingMinds

Preguntas que como decía Jorge Wagensberg en uno de sus aformismos. ‘Cambiar la respuesta es evolución, cambiar la pregunta es revolución’

Así pues, recordad siempre.

‘Las buenas preguntas traen consecuencias’

¡Aquí van algunas!

¿Quién eres tú realmente?

¿Por qué estás aquí ahora?

¿Dónde estarás dentro de diez años?

¿Seguimos?

Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on FacebookEmail this to someone
Posted by Albert Riba / Posted on 02 Feb
  • Post Comments 0

    Drop us a line

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *