Follow Us on

El recogimiento directivo

El recogimiento directivo

El mundo que nos rodea sigue teniendo las mismas necesidades de siempre y me atrevo a decir, de hace siglos. Tenemos la necesidad de comunicarnos, de desplazarnos, de alimentarnos y de otras muchas cosas que sentimos como algo fundamental.

Lo que realmente ha cambiado es la forma en que satisfacemos dichas necesidades y en este punto, la tecnología y el entorno líquido en el que nos movemos ha provocado una situación compleja de asimilar que nos acaba generando muchos momentos de incertidumbre que normalmente nos hacen menos conscientes, menos competitivos y, por lo tanto, el mercado nos penaliza.

Hace siglos, los primeros indios se comunicaban con señales de humo, después con jinetes a caballo o palomas mensajeras. Hoy en día, la comunicación llega en cuestión de segundos por internet. Y así podemos citar más ejemplos, pero me quiero centrar en uno que para mí es importante.. El llamado mindfulnessya que, para muchos, decir ‘atención plena’, ‘conciencia plena’ o incluso ‘recogimiento’ parece que no es tan moderno.

Todos estos sucesos acaban generando en los directivos, una cantidad muy grande de cambios que les acaba generando estrés y muchas veces, provocando impactos negativos en la salud como en mi caso una parálisis facial o en otros muchos, crisis de ansiedad, depresiones, accidentes de coche por desconcentración, problemas de sueño, etc

Ante toda esta situación, al igual que pasó con los mensajes y sus señales de humo, la sociedad actual necesita nuevas herramientas para satisfacer otra necesidad real del ser humano. En este caso, no deja de ser tener una mejor conciencia y control de uno mismo debido a la incertidumbre que nos rodea y nos remueve tanto. Es buscar no desbarajustarse demasiado para así poder ser conscientes de nuestro día a día y poderlo gestionar mejor nuestras organizaciones.

Y este es un punto de vital importancia. Entiendo perfectamente, comparto y celebro que todas las personas que estamos inmersas en cambios, necesitamos esa disciplina que nos sirva para surfear mejor el mundo actual, gozando más el presente y cultivando mejor el futuro, pero cuidado con las trampas.

Lo que realmente necesitamos es esa capacidad de recogimiento que nos debe servir para observar realmente dentro de nuestro entorno y a partir de aquí tomar decisiones con más perspectiva. Para unos la mejor será mindfulness,pero para otros hay otras muchas más herramientas que sirven tanto o más para este fin, llámense retiros a la montaña, convivir en monasterios o, simplemente, apagar el teléfono de vez en cuando para que no nos invada tanto.

El día que los directivos incorporen ese recogimiento como parte de su tarea y obligaciones profesionales, sin duda serán mejores personas, mejores directivos y, por lo tanto, gestionarán mejor sus empresas.

Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on FacebookEmail this to someone
Posted by Albert Riba / Posted on 08 Sep
  • Post Comments 0

    Drop us a line

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *